martes, octubre 21, 2008

¡Mosca!

Este invierno se prolongó bastante más de lo deseado. Los días estaban transcurriendo con una modorra tristona, con un sopor aplastante, y el viento le ponía el sound track a esta película esquiva. A pesar de que en Perth nunca hace frío como para no poder salir en pantalones cortos –así sea corriendo al carro- igual la lluvia y el ocaso a las cinco y media me tenían aletargado. Pero ¡fuera cachos! Este fin de semana el pronóstico era –por primera vez- más de 30 grados, y allá estábamos nosotros: en King’s Park para disfrutar del calorcito.

Luego de estar un rato en el parque con Viv y amiguitas, llegó el momento por el cual había esperado todos estos gélidos meses: me aleje sigilosamente del grupo y me senté en la grama en frente de la mejor vista de la ciudad. Que nadie me hable, que nadie me moleste, ahora sólo somos yo, la naturaleza y esa madre protectora llamada Perth. Me recosté en la grama y cerré los ojos: el sol calentaba ¡sí, era verdad! El verano llegó por fin. Sentía el calor de la tierra y casi podía escuchar como las flores, la grama, todo el verde crujiendo entrando en calor, sacudiéndose la somnolencia del frío seco perthiano. ¡Oh como vamos a disfrutar este verano! Ahora con carro descapotable: no nos permitiremos quedarnos en la casa en las tardes, queda prohibido no ir a la playa todos los fines de semana, que sea un mandato cocinar todos los días en la parrillera del patio; que ninguna semana se parezca a la otra, vamos a disfrutar hasta el último minuto de luz cuando el ocaso llegue por allá a las nueve de la noche. Hay que divertirse, la vida es una. Todo eso pensaba allí, tirado en la grama.

En eso siento un ruidito en el oido: “ññññiiiuhhn” y tiro un cachetazo que me deja la oreja roja. ‑Epa ¿qué fue eso?- “ñññiuhn” “ñññiiiiuhn” -¡Otra vez!, ¡Que fastidio!- De repente siento que algo me camina por el cachete, y por la nariz, y otro por el brazo. Me paro tirando manotazos para todos lados: -¡Pero bueno! ¿Qué pasa?-. Y justo allí me acordé que con el verano australiano siempre vienen ellas, esas zagaletonas que les encanta cualquier recoveco húmedo. Vaya si este invierno fue largo, tan largo que no me acordaba de ellas. Sí, ellas, las que le hacen a uno el verano de cuadritos. ¡Ellas!

¡Las moscas!

Mi sueño de una noche de verano se vio nublado por recuerdos de la temporada pasada: nubes enteras de moscas que te persiguen por todas partes y se te pegan al sudor que excretas en un calor seco de baño turco. Hay tantas moscas que si abres la boca se te mete una (por eso el acento aussie tan cerrado: no pueden abrir mucho la boca) Mentalmente de nuevo le puse el techo al carro y comencé a pensar que cocinar dentro de la casa, con aire acondicionado, en realidad no estaba tan mal. Bueno, nada es perfecto.

Pero lo peor es que esas no son las únicas moscas que vinieron a molestar este verano.

Hay que estar mosca con la mega crisis global que se asoma con el desplome del crédito en los EEUU. Esto se veía venir: ¿a quién se le ocurre que prestar plata en masa a gente sin credenciales y quedándoles los giros en el 60% de los ingresos podría ser buena idea? Sólo a banqueros avarientos. Esa prestadera de plata se puso de moda en todo el mundo desarrollado, Australia incluidísima, pero creo que esos días de crédito fácil están por irse. Menos mal. La gente necesitaba un reality check.

Desde otro punto de vista, esto ocasionó el desplome de los mercados bursátiles y un freno en el desarrollo desaforado de China. Todo eso se traduce en una baja del precio de los comodities que Australia exporta: los metales. La situación puede poner a Australia realmente contra la pared. Por el momento, lo que veo es a algunas empresas comenzando a cancelar proyectos. Algunas sí, otras no –todavía. Veremos.

El mercado de dinero reaccionó retirando fuertes capitales de la economía local, lo que causó una caída del aussie dólar de casi 30%. Y gracias a dios que fue así. Al menos ahora producir aquí es 30% más barato y eso va a ayudar a las empresas a sobrevivir o hacer viables en esta nueva situación a esos proyectos de ampliación que tenían en cartera. El otro lado de la moneda es que ahora todo lo importado –es decir, casi todo- se va a poner mucho más caro (que si conozco mi ganado, todo va a subir no 30 sino 50%)

Pero lo más interesante va a ser ver como va a empezar el año 2009 en cuanto al mercado laboral. Siempre he dicho que esta gente es dificilísima para entrarles en el trabajo y si ellos pudieran meterían a trabajar solamente a sus amigos, o a los que estudiaron en la uni con ellos, a gente que conocieran por su reputación. Pero es que no pueden, hay demasiado trabajo y se tienen que conformar con lo que consiguen –inmigrantes incluidos. Si comienzan a cerrar proyectos, esta situación pudiera revertirse. Para el que está insertado en el mercado probablemente esto no significará mucho pero el que llega definitivamente lo va a sentir.

Una que arrimamos al mingo: el barril de petróleo estaba en US$74 esta mañana, y los pronósticos son de US$50 (desde los 100 y pico en que estaba hace 2 o 3 semanas) Me pregunto como va a hacer Esteban de Jesús para seguir financiando estupideces y planes proselitistas que no educan ni le dan empleo a nadie sino lo que hacen es crear una relación de dependencia con papa-gobierno-que-me-da-plata. ¿Y como ahora si se le acaba la plata? Con lo único que hay que estar mosca es con el nivel de sectorización que hay en la población venezolana. Una Venezuela sin Esteban, o la ruta hacia allá, no será un camino de rosas. No se que será peor, si el remedio o la enfermedad. De nuevo: nada es perfecto.

Pero que fastidio con estas moscas de verano ¿no?

Post relacionados: La culpa la tiene el petróleo

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Parafraseando al toronto, solo me queda decir, pònganse las alpargatas que lo que viene es joropo, cada quien con su variedad de mosca, unas mas fastidiosas que otras, pero esta plaga venezolana vino para quedarse por buen tiempo en detrimento de la tranquilidad y bienestar de esta hermosa patria.Pero bueno, muy independiente de lo que el profeta pueda presumir, de que Venezuela esta a salvo de los coletazoz de la crisis financiera global, ya lo veremos recogiendo sus palabras y metiendocelas en el bolsillo, por que se necesita ser bien tarado, para dejar de reconocer que si se trata de un fenòmeno mundial vamos a estar excentos de sus consecuencias.

Lo inmediato ya se esta experimentando con la baja en los precios del petroleo, cuando le llegue el barril a 50 dolares, y se vea con la botija vacia, y los cheques le reboten serà en ese momento cuando este pueblo termine de abrir los ojos y darse cuenta de la gran hecatombe a la que nos ha llevado la reencarnaciòn del gran procer de la independencia.

Anónimo dijo...

Tienes mucha razón Fer sobre las consecuencias de esta crisis para futuros inmigrantes. Me llama la atención que el tema parece estar fuera de los blogs y los foros, nadie lo toca ni habla de eso, como si eso no estuviera pasando. La idealización desproporcionada puede cegarnos gravemente y hay que tener cuidado.
Creo que los que estamos en la larga espera tenemos que pensar bien el plan, con responsabilidad y cabeza fría. Es difícil cuando las circunstancias es nuestro país son lo que son, y pensamos que estaremos más a salvo afuera, porque aquí el futuro de prometedor, no tiene nada. Puede que tengamos que replantearnos los proyectos. Amanecerá y veremos.
Saludos,
Mari, desde Caracas

Fer dijo...

Enmascarada: el pecio del petroleo es lo unico que realmente puede alborotar el avispero... Veremos.

Mari: el asunto afecta sobre todo a los ingenieros que los ultimos 4 anios hemos sido los reyes del arroz con leche. Con esto pudieramos llegar a meros mortales. Otras profesiones en principio no se verian tan afectadas. Si es un momento de esperar y observar. Hay gente que me jura que en particular en WA no se va a sentir nada -pero lo dudo-

Saludos

Anónimo dijo...

Bueno, suerte para ti y para tus colegas. Y que hay de contadores y afines? Cuál es tu opinión?
Gracias por tocar este tema espinoso.
Mari, desde Caracas

Arnaldo Alvarado dijo...

Saludos Fer! Con relación a las moscas, en un principio te iba a decir que eso solo te pasa a ti y al Pato Lucas, pero hice una pequeña búsqueda sobre ese fenómeno de las moscas y me entere que ocurre en casi toda Australia en épocas de verano, pero si los Aussies han podido vivir con eso, no veo porque yo no. Con respecto a la crisis mundial, MICO-MANDANTE dice que estamos inmunes, QUE LOCURA. Si como todos esperamos, los factores democráticos toman posición del 40% de las gobernaciones y alcaldías, y la disminución de ingresos vía petrodólares, el año que viene se le va a poner fea la cosa. Para mantener a cuanto vago camisa roja, que esta acostumbrado a ser mantenido, por este gobierno. Por que vamos ha estar claros ese mala maña de regalar dinero a cambio de votos, es una maña que ha pasado de generación en generación y es tan vieja como la democracia misma, claro que este señor SE PASO DE MARACAS.

Pepita Parachoques dijo...

Fer. La situación está dura, aqui sobre todo porque nadie habla del tema "es tabu". No pasa nada, somos inmunes - estamos blindados. Mientras, la economia sigue dando sus pasos hacia el desplome. Cortamos los gastos de inversión pero seguimos con el corriente, porque es el que genera populismo.
Miedo es lo que da la situación. Lastima para los que no pudimos irnos antes. Pero así como ha sucedido en otras épocas en unos lugares se sentirá más que en otros y a mi me parece que no será de larga duración en paises donde se vive de la producción de materia prima, más duro se verá en economias dedicadas al servicio, consumo e importación.
Sin embargo comparando, sigo pensando que prefiero apostar a lo seguro y sólo tengo un problema mental conmigo misma por no haberlo decidido antes ya que todo esto se veia venir.
Saludos

Fer dijo...

Mari: a los contadores no deberia afectarlos tanto (mi opinion)

Arnaldo: Lo de las moscas no es para tanto.. Y ojala sepan incluir a los camisa roja en el mismo equipo.

Pepita: Yo creo que Vzla sobrevivira. Mientras tenga petroleo sobrevivira. Si tal vez no le vaya a quedar para regalar pero sobrevivira. Ese es el problema, siempre sobrevive y no pasa nada... y no hay leccion que aprender...

Saludos,

* M a r u dijo...

No tengo elementos de juicio como para emitir una opinion certificada (sorry pero no tengo acentos), pero he observado con mucha atencion el comportamiento del consumidor wasp (white anglosaxon protestant) de Miami y el consumidor hispano y creo que mas alla de entender la crisis ni el por que alguien cuyo ingreso sea de 35.000$ brutos/year (promedio de Miami Dade) pudiera pagar 18.000 en hipoteca, 4.800$ en segunda hipoteca, 5.500 anuales de seguros, 7.500$ de impuestos y 3.600$ de asociacion (condominio)- Total total aprox 39.000$ en gastos asociados a la propiedad; lo que esta potenciando la percepcion es el absoluto y necesario cambio de los patrones de consumo. Porque resulta que (y se ve mas en el grupo hispano) que el mismo individuo de los 35.000$/year tiene dos carros por leasing (promedio 200$), gasta alrededor de 800$ mensuales en compras (ropa, decoracion para el hogar, zapatos, articulos de tocador), y esta pensando en sacar a credito una nueva pantalla plana de 50ypico de pulgadas, el hometheater y la SUB... Obviamente ya hoy no tiene la casa donde esta la pared en la que colgara la pantalla. Pero la casa no le importa tanto... el patron de consumo de esta sociedad es a veces irracional... Un beso y mosca con las moscas. En Australia como que da el Mayo en Octubre...
Saludos a la family
MEP

Fer dijo...

Hola Maru,

Un placer tenerte por aca. Y si, ese consumismo es promovido por las financiadoras que prestan dinero para todo. Era obvio que esto iba a pasar. Australia es uno de los paises que mas quedo afectado porque la burbuja de consumismo puso el precio de la vivienda altisimo. Con una casa aqui uno se compra dos mansiones en Miami. Y el alquiler tambien es muy costoso.

Saludos,