jueves, septiembre 24, 2009

Wilmer

El pana Wilmer vive en Caracas. Igual que el panita Alberto.

Wilmer M., conocido en los bajos fondos como “el Wilcho”, es mecánico de oficio. Soñador, músico y siempre pelando bola, coexiste en esa Caracas de barrio desconocida para muchos; “pobre pero honrado” como diría él. En Venezuela si creciste pobre, por como luces y te expresas –por tu pinta pues- es típico que alguna vez te hayan negado la entrada en algún local nocturno, o te hayan rechazado de algún trabajo, o simplemente alguien se haya incomodado por tu presencia y te lo haya hecho saber bruscamente, tú sabes, ese tipo de roce tan criollo, tan “nuestro”. El caso es que Wilmer, por supuesto, no era inmune a esas sutiles señales y las fue anotando por ahí a través de los años. Hoy no es de extrañar que Wilmer se sienta identificado con su presidente –también conocido en los bajos fondos como “Esteban”-; después de todo este habla y luce como él, a Esteban también “los otros” le dicen “mono” o “macaco”, y es lógico que cada vez que Wilmer escucha que llaman así a su presidente le de un poco de rabia y se identifique aun más con él. Wilmer toda su vida fue pobre y se sintió olvidado por todos, en especial por la clase dirigente; pero hoy en día tiene una conexión emocional con su líder político. Además, gracias a su presidente, él, su esposa y dos hijos ahora están estudiando de noche, todos sacando el bachillerato, y por ello recibe un ingreso de alrededor de $100 por cabeza al mes (que en Venezuela bastante ayuda) Y no sólo eso, sino que el bachillerato lo puede sacar en dos años. Ah, y luego seguir a la Universidad –que son sólo dos años más, Bolivarianamente hablando-. Y ni hablar del mercado popular que ahora tiene el barrio; ni del nuevo servicio de medicina preventiva local. En fin, si tú fueras Wilmer, también quisieras a Esteban de presidente, y hasta el dos mil siempre.

El pana Alberto también vive en Caracas. Igual que el panita Wilmer. En la Caracas del este, la buena, donde las luces brillan bonito. Él se cruza con Wilmer sólo en el taller donde lleva el carro a hacerle el servicio. Alberto es el típico clase media, profesional, graduado de universidad –pública por cierto. Como todo clase media, para él su Venezuela, su país, es su gente, sus amigos de la urbanización, del trabajo, sus recuerdos de universidad. ¿Barrios pobres? Ni de cerca. Jamás ha pisado uno. Como muchos venezolanos medianamente acomodados, él siempre ha tratado de distanciarse de todo lo que le huele a pobre gastando fortunas en mantener apariencias: en carros, en el club, en pinta, en viajes a Miami, en fiestas de socialité, en lujos. A pesar de la situación actual del país, Alberto todavía se siente orgulloso de su origen y su lema es “en Venezuela todos tenemos la misma oportunidad” en referencia a que si estudias y trabajas duro, seguro sales adelante. Y así lo hizo él, estudio y se fajó para llegar a donde está. No obstante Alberto hoy se preocupa porque las oportunidades de salir adelante se le cierran; el actual gobierno interviene empresas productivas para sustituirlas por versiones estatales ineficientes, el desempleo entre profesionales aumenta, los salarios se hacen pírricos. Además se intimida a opositores del régimen con varios esquemas: listas de personas, cierre de medios de comunicación. Sin mencionar que se está destruyendo la educación y con ella el futuro. La guinda de la torta es que su presidente –sí, Esteban- se expresa en forma grosera, vulgar, y él no se siente representado por esos valores. Alberto, sin más, está muy preocupado y no puede entender -no le cabe en la cabeza- que alguien en su sano juicio pueda apoyar al actual gobierno de su país.

Hace unas semanas vino a Perth un dirigente estudiantil venezolano a dictar conferencias en un par de universidades sobre las bondades de la revolución bolivariana. Tuve la experiencia de escuchar –e intervenir- en una de las charlas. El discurso del muchacho me lo sabía, pero una cosa es recordarlo y otra diferente es volver a sentir tan cerca aquello que sólo leía en línea y discutía con amigos después de tanto tiempo. Lo que más me hizo mella no fue lo que dijo el párvulo oficialista sino los post comentarios, lo que luego leí, investigué, discutí, para darme cuenta –y sorprenderme- con lo poco que entendemos los venezolanos a la crisis moral en la que estamos sumidos.

Venezuela tiene una pobreza de más del ochenta por ciento. La clase media es sólo un 10% del país. El solo pensamiento de que todo el que estudie podrá tener una vida digna, como enfatiza Alberto, está ignorando hechos simples como que no a todos su condición les permitirá estudiar. Algunos sin recursos tendrán que trabajar temprano, o a otros la cabeza no les dará para estudiar, después de todo eso no es para todo el mundo. Australia, EEUU o cualquier país de Europa está lleno de gente que no termina la escuela secundaria y todos tienen una vida digna, ya sea manejando un camión, o limpiando o tomando un oficio. Es eso o se sobreviene un problema social, caldo de cultivo para la delincuencia y otros vicios. Que todos, no solo los más educados, puedan vivir dignamente, hace una sociedad real, integra. Pero en Venezuela algunos oficios son pensados para gente de segunda con remuneración de segunda. En términos simples, nuestro problema es el sistema de clases en el que hemos vivido por tanto tiempo, en que no nos pensamos como una sociedad integra sino una sociedad de clases, con gente bien y gente mal. Y así lo ve Alberto, que no se puede poner en los zapatos de Wilmer porque para él Wilmer no existe; Wilmer le arregla el carro, se hablan, bromean entre ellos, pero no lo ve, es transparente.

Recuerdo que cuando vivía en Venezuela traer a colación este tipo de temas era exponerse a que te trataran de “chavista light”. Se sobrevenían miraditas, carrasposos, o en algunos casos hasta agresiones, porque “a esa gente hay que oponérseles, hay que odiarlos”. No se daban cuenta, mis queridos clase media, que de eso se alimenta Esteban, del odio, de las agresiones, como en el caso de Wilmer. El pobre Wilmer tampoco se da cuenta que lo manipulan con una inyección de odio; así como tampoco se da cuenta que esos regalos que hoy recibe no son sustentables en el tiempo porque no producen nada, que la educación que recibe es más un adoctrinamiento político que preparación para un trabajo mejor, y que –peor aún- no van a haber trabajos y ni carros para arreglar en un futuro no tan lejano si las cosas continúan como van.

Lo que más duele es que el problema no es la gente, ni sus dirigentes o políticos, es el sistema. No se puede acusar a Alberto –y menos a Wilmer- de culpables. “La culpa no es del individuo, es el sistema que está podrido” leí por ahí. ¿Y que esperanza hay de que cambie este sistema en una o dos generaciones?

Discúlpeme el amigo lector, yo siempre escribiendo cosas que no le interesan a nadie, pero es que la vida es como un paisaje; puedes vivir en el medio de este pero sólo puedes describirlo si lo miras a la distancia.

18 comentarios:

maracuchaussie dijo...

Tienes una imagen muy lejana de la situacion actual en Venezuela. Ya esto dejo de ser la lucha de clases sociales de la que hablas, que por cierto es real (sigue existiendo) y es conocida por todos.

Pero mas alla de eso, aqui no se trata de Chavista (pobre) y Oligarca (rico), aunque el Presidente quiera insistir en esa division.

Aqui pasamos a discutir el pueblo integrado por (pobres, clase media) contra el Regimen, es una lucha ahora, del que domina (gobierno) contra el mas invalido (el pueblo), y sino me crees pregunta por las redes populares de Petare (La Bombilla) a ver que te encuentras.

Entiendo perfectamente la vision que tienes de Venezuela, pero aqui ya no estamos en una lucha de clases, por el Gobierno, es una lucha del pueblo (que incluye a la clase media) contra el Gobierno.

Al menos asi lo veo yo, y por supuesto cada quien lo ve a su manera. Pero creo y he pateado un poquitico la calle, que no es un sentimiento pobre (chavista) contra oligarca (clase media).

De todos modos respeto tu vision aunque creo que ahorita no es asi.

Saludos!

Jade dijo...

Hola!

Te felicito por el blog muy bueno!!

En cuanto al post, estoy completamente de acuerdo, es la realidad de Venezuela, las calles estan llenas de muchos Wilmers y Albertos, es una realidad y no creo que haya cambiado, tal vez ahora hay más gente reclamando sus derechos, pero en el fondo siguen siendo la misma sociedad..

Saludos!!

Fer dijo...

Maracucha, Perdiste el punto del post. Toda lucha politica en Venezuela pasa por como se logre despertar el interes del pobre necesitado porque esos son el 80 y pico por ciento de la poblacion. No me queda duda de que hay pobres en contra del regimen, y pueden ser hasta mas de la mitad de los pobres, pero toodavia Esteban sigue en el poder, y el fuerte de su apoyo es en ese sector.

El punto del post es el clase media tipico que no entiende la logica de ese apoyo y se niega a aceptarlo. Mientres no lo entienda, mientras se niegue a aceptarlo, Esteban seguira alli.

Por cierto, el chavista de la charla me dijo lo mismo, que yo ya no conocia a la Venezuela de hoy (si ni sabia donde vivia, ahora es que la conozco de verdad)

Jade Gracias y saludos

El Loco Andre dijo...

Cierto, tengo 23 años y cada día es más insoportable la situación para mi. Creo que tu analisis no es tan complejo ni tan simple pero me gustaria agregar que por mucho que yo quiera, desee e intente cambiar la situación es "casi" imposible porque el problema esta ubicado en la idiosincrasia del venezolano. Al parecer pienso diferente y eso me hace diferente (por muy caraqueño que yo me crea). Eso significa que el problema de esta sociedad no es ella soy yo...

Mario Reyes dijo...

Como siempre, muy bueno, y en este caso, estoy completamente de acuerdo con tu apreciacion

Saludos

Bend Zeed--> dijo...

Y lamentablemente muchos Wilmers no van a saber leer, y los que sepan leer les va a dar flojera leer el ensayo, y el que sobrepase la flojera y lo lea, quizás no lo entienda, y si llegara a entenderlo probablemente el resentimiento no lo haga razonar... y si se sobrepone al resentimiento y razona, ojalá enseñe a los suyos que aún andan cegados, cual es el camino...

Yo lanzo la piedra, porque estoy libre de pecados sociales. Todos somos la misma vaina. Venimos de lo mismo y vamos a lo mismo... ¿En el viaje llamado vida hiciste dinero? ¿Fuiste pobre? ¿Que importa? ¡Humanidad! ¡Todo lo material queda en el pasado cuando dejas de existir! ¡Que imbéciles podemos llegar a ser como masa viva y pensante! ¿Autodestructores?

marialerondon dijo...

Epale! Hace un anio que conversabamos de esto precisamente! Totalmente de acuerdo, esa misma clase media que no conoce de Wilmer's es la misma que un piensa que Esteban nos hizo trampa en las elecciones y referendums... Yo lo bautice como la teoria de las burbujas, asi me parece que se vive alla cada quien en su burbuja con sus familias, amigos, en su urbanizacion, en la universidad, donde la mayoria piensa y vive como tu....

venegan dijo...

Repito respeto tu post, y es tu vision, humildemente dije que tenias una imagen muy lejana de la situacion actual en Venezuela especificamente en la politica.

Creo y me parece un poco absurdo pensar que Chavez sigue en el poder porque la clase media (segun tu) niega a esa clase pobre y por eso sigue en el poder. No se creo que ese argumento tiene bastante poco cimiento, y va mucho mas alla de eso.

Me parece que no tengo el espacio correcto para discutir al respecto, y cuando dije que tenias una imagen lejana de la situacion actual de Venezuela especificamente desde el punto de vista politico, no me referia a que estabas equivocado o que tu punto era incorrecto.

Termino escribiendo que en Venezuela el Gobierno de turno no esta alli porque existe una division de clases, esta alli por un tema mucho mas profundo que ese, que creo no es el momento ni el espacio para tocar.

Saludos

Fer dijo...

Maracucha,

Lo que escribi no es en blanco y negro. En el contexto de mi frase, "la clase media" es un eufemismo para sugerir que la clase politica de oposicion no ha logrado despertar el suficiente interes en la clase baja. Con la misma frase sugiero que la clase media no cuenta estadisticamente (10% de la poblacion) sino que cuenta como grupo de influencia (son los que dominan los partidos, medios, empresas, etc) pero garantizado que ese trabajo no lo han hecho bien.

Lo anterior lo digo en la creencia de que a Esteban solo lo sacan cuando su apoyo baje del 10%. Ya alli, ni la trampa lo salvaria -como a Fujimori-.

En fin, si. A Esteban lo puso en el poder nuestro infame sistema de clases, y sigue en el poder -en parte- por culpa de lo mismo. Por supuesto, como dices el tema es mas complejo que eso, esta el factor petrodolares, inteligencia cubana, abuso de poder, milicia, etc, pero sugiero, por ejemplo, que seria ridiculo culpar al petroleo o a otro factor externo cuando es mas que evidente que el nucleo del problema esta en nosotros mismos (aunque si el barril de petroleo bajara a $8, a ESteban lo sacan en menos de un anio, pero eso no quiere decir que la culpa de que lo hayamos tenido en el poder sea el precio del barril, si me entiendes...)

El asunto de Esteban en el poder o no, tambien fue un eufemismo literario que representa uno de los tantos problemas en el que nos ha metido el clasismo. Es ese sistema lo que nos mantiene subdesarollados, a Venezuela y a toda America Latina. Mientras esa mentalidad no cambie, esos paises seran lo que son ahora por siempre. El clasismo es una maquina de hacer pobres, y con ello delincuencia y rabia; tambien es una maquina de hacer corruptos, que son los mismos delincuentes pero de la otra clase.

Por cierto, aprecio tu comentario que muestra un agudo interes por cosas que no le interesan a muchos y que ademas que me ha permitido hacer una revision mas profunda del post.

Saludos a ti y a todos los que comentarion

Manaure Quintero dijo...

Hola Fer! Desde hace poco mas de 3 meses descubri tu blog, me tome el tiempo para leer cada post que has escrito antes de realizar un comentario. Para presentarme, soy un fotografo de 23 años, con intenciones de emigrar a australia (he aqui la razon de encontrar tu blog). Tengo mucha afinidad de pensamiento en cuanto a tus criterios, en terminos de politica, cultura y estilo de vida venezolana.

Hace algunos minutos discuti con mi mama (al igual que toda las familias de venezuela) sobre politica, tema de todos los dias. Ella es "wilmera", pero aun no comprende que mi posicion no es albertiana ni wilmeriana, pertenezco a un pequeño grupo que nos consideramos "morados" (ni azul ni rojo) quienes consideramos que el ojo de la tormenta esta en la cultura del venezolano y por consecuente lleva a nuestros dirigentes -de ambas caras de la moneda- a llevar las riendas de la nacion como hemos visto durante toda la historia. Tengo una inclinacion de "pensar en coletivo", albertos y wilmers trabajando en conjunto por un bien colectivo, porque albert sin wilmer no maneja su carro, y si a alberto no se le daña el carro wilmer no come. He aqui mi determinacion de emigrar a kangurolandia, buscando un equilibrio entre las "clases" en un mundo de seres irracionales como somos los autodestructores de los humanos.

Sigo fielmente tus post, espero continuar en esto mientras permanezca en venezuela e inglaterra, y en un futuro no sea muy lejano conversar en persona estos dilemas que tantos venezolanos llevan a sus espaldas.

Fer dijo...

Manuare,

Mas alla de la falsa modestia o egocentrismo, gracias por leerme. Porque habiendo tanta cosa para leer, que alguien se tome el tiempo de leerte, se agradece. Suerte y saludos!

Marlin dijo...

Sólo los desposeidos que se regocijan en que el otro tampoco tenga, siguen y creen ciegamente en todo este parapeto que el gobierno de turno a montado.

Todo parte de dividir y vencer, en promesas baratas donde le quitas a unos para darle a los otros.

Esa para mí es la mayor fuerza que mantiene a Esteban.

María dijo...

Hola! me parece muy interesante tu punto fer, de verdad que si.De eso se trata es una lucha (sino por que existe una marcha y una contramarcha?).Divide y vencerás, como escribió la amiga. Esto realmente es una lucha de clases, ideología y/o intereses. Al que no tiene le interesa que le den, el que tiene no quiere que le quiten, y los "ni ni" que hasta que no le afecte la política no se dan cuenta de lo que esta pasando a su alrededor. Todos tienen sus razones.
Soy enfermera y era del tipo "ni ni" hasta que mi pareja me dijo eso..."tu no piensas en la política pero ella te llega a ti".Y fíjense que si, por lo menos me di cuenta como nos afecta el hecho de la bendita cambiadera de ministros, que si esto es de la alcaldía de fulanito, que si después el alcalde fulanito no termina de pagar, que la gente se queja de que el hospital se esta cayendo entonces fulanito sale diciendo que son facistas, capitalistas, etc etc etc.
Entonces te ves forzado a huir a centros privados para estar "comodo" y resulta que están atropellando la propiedad privada y no sabes que esperar en un futuro.
Yo comparto ese pensamiento de que el pueblo es uno solo, lo que nos pasa es que ese 80% de pobreza vive mal, carece de educación y principios, no tienen una vida digna bien sea porque han intentado todo y no resulta, o simplemente les resulta mejor ser "mantenidos".Siguiendo en la onda, hay gente que ah logrado salir adelante y no quiere caer en lo mismo y hay gente que lo han tenido todo y simplemente son "burbujas" como dijo la otra amiga.
Pero bueh!!! esta es la Venezuela que juntos hemos criado.
PD: pero como dijo el conde del guacharo en un show "entre todos los venezolanos vamos a recolectar la plata para ponerle una cerca a toda sabaneta para que no se escape otro loco! xD
Sin ánimos de afender a nadie ok? solo un chiste.Y perdón por los horrores ortográficos que pueda tener, estoy medio cansadita y simplemente quería compartir mi comentario.

Fer dijo...

Marlin, gracias por tu comentario. Razones para que estemos como estamos hay muchas, pero el verdadero motivo esta en nosotros mismos y como somos -como colectivo-; en mas nadie ni mas nada.

Maria, gracias por tu desarrollado comentario. Mira, alli hay pobres porque siempre ha habido un sector que le es mejor que los haya a que no los haya -para mantener sus privilegios- Tambien es algo que esta en nuestra mentalidad y lo hacemos casi inconcientemente. Y de eso no se sale facilmente.

Bueno, suerte a aquellos que les toque luchar contra eso. A mi me queda facil decir ahora que yo hubiera sacrificado mi vida por mi pais si las circunstancias -o yo mismo- me hubieran colocado en una posicion de influencia; pero no fue asi.

rafaeljesus dijo...

Hola Fer. Gracias por tus comentarios, anécdotas y reflexiones, excelentes, muy profundas, tocan el corazón y conciencia de los coterráneos que se internan en ellas. Tienes la ventaja de haber estado dentro y fuera del ruedo, lo que completa tu punto de vista en comparación a los que solo hemos estado dentro.
Primera vez que blogueo, pero no es casual sino causal. Desde hace poco tiempo he pensado migrar con mi familia, primero a Canadá, luego a Europa y ahora he puesto mi vista en Australia, por lo que he estado evaluando los pro y contra. Uno de estos últimos es desprenderme del resto de mi familia y demás allegados, a quienes quiero hasta los huesos. Es cierto que deseo un mejor futuro para mis hijos, pero no quiero dejar a los demás sin mi apoyo en estos tiempos difíciles para muchos venezolanos.
Soy un revolucionario. Creí en el proceso que Esteban impulsaba, siendo un profesional con buen futuro, por lo que hace varios años lo apoye con la convicción de que podría unir a las clases sociales olvidadas por dirigentes políticos y clase alta de esos tiempos, quienes también olvidaron su compromiso de impulsar el progreso y desarrollo del país, entendiendo que a medida que a todos los venezolanos les vaya mejor (ricos, medianos y pobres incluidos) habrá un mejor país y futuro. En ese tiempo entendí que todos estamos en el mismo barco, por lo que el progreso y calidad de vida debe ser para todos.
No creas que desperté un día y vi otra realidad...siempre tuve los ojos abiertos. He mantenido seguimiento, aplaudiendo lo que consideraba bueno y cuestionando las desviaciones o las actuaciones a mi parecer incorrectas de Esteban y colaboradores cercanos, lo que me llevó a no ocupar posiciones de poder siendo calificado como "no confiable". Tampoco me motivó seducir a quienes podían ayudar a acomodarme económicamente, puesto que todo lo he hecho por amor al prójimo y sin esperar beneficios personales. Trabajo honradamente en una empresa del estado.
Aclaro que no me identifico como opositor, porque siento que no me representan; no he visto la propuesta del país que quiero presentada por ellos, y siento que subestiman al común de sus compatriotas (Esteban incluido). Sin embargo, en las últimas votaciones regionales vote por la opción opositora al determinar que era la mejor (o menos mala), y por cierto fue la que triunfó. No pude celebrar porque me linchan entre los dos lados. Me ofende me califiquen de ni-ni, como si no pensara o supiera lo que quiero. Lo sé, solo que no lo he conseguido.
Permítanme compartir algo; estoy evaluando como influir en un cambio político en el país. Pienso que hasta una persona, en el momento y lugar adecuados, convicción correcta, puede cambiar su entorno o el mundo, más si se suman otras voluntades. Cada día hay por ahí más como yo. Recuerdan la última vez que Esteban perdió un referéndum?allí nos subestimaron gobierno y oposición, por lo que solo triunfamos los venezolanos. Por cierto, se molestó, fue grosero ante la TV, no controló sus emociones porque no imaginó que podía perder. Hoy está preocupado porque sabe que perdió buena parte de la conexión emocional con sus seguidores, y trabaja fuertemente para mantener el control aun teniendo minoría.
Tengo la esperanza de un mejor país para mis hijos y los que amo, quiero luchar o mínimo hacer el intento de cambiar el rumbo de este barco antes de dejarlo, a la vez que preparo un plan B (emigrar). Si funciona el Plan A, me sentiría feliz si todo ese valioso talento humano que por muchas razones se radicó en otras tierras en los últimos años, considerara la posibilidad de regresar a su primera patria. Sé que podrían hacer grandes aportes con lo que han vivido y aprendido fuera. Entre todos podemos dar un salto cuántico, y convertirnos en un gran país. Los invito a soñar y luchar: mucho trabajo, unión, amor, progreso, reconstruir el país como si viniera de una guerra mundial.
Fer y todos los que han llegado hasta esta última línea, perdonen la extensión en mis comentarios y reciban un afectivo saludo. Espero mantenerme en contacto

Fer dijo...

Rafael,

Gracias por tu desarrollado mensaje y gracias por leerme. Como tu lo planteas parece como si tuvieras que elegir por la opcion mas logica. Olvidalo. Ninguna de las dos es lo mas logico para el pais. Lamentablamente queda elegir entre lo menos malo y yo creo firmemente que Esteban, si lo dejan, va a acabar con ese pais. Los otros al menos no. Con los otros al menos hay una esperanza.

Saludos,

Furio dijo...

Amigo Fer, te felicito abiertamente por tu post.

Te sugiero un libro llamado EL VENEZOLANO FEO, muy cómico y deprimente a la vez, si tienes a alguien que te lo compre y mande, sería excelente, pues tu punto de vista lo explanan allí a lo largo y ancho.

Anónimo dijo...

Antes que nada, te felicito por las cosas que escribes. Tengo 25 años y creo, según mi experiencia que apenas estoy saliendo a conocer el mundo, ya que apenas me gradué en la universidad, soy Ing Eléctrico, después de haber tenido una adolescencia un poquito.. digamos.. perturbadora, una experiencia cuando visite la casa de un amigo en un barrio en Caracas.. Dios mio!! no podía creer que una persona pudiese vivir en esas condiciones??? yo le hacia preguntas acerca de ello... y bueno, no es de lo que quiero hablar en sí.. Después de eso deje de ser tan alberto, brother, al menos en mi forma de pensar.
Es como tu dices, las cosas están así en Venezuela lamentablemente. es muy triste ver como incluso hay personas que incluso surgiendo desde las profundidades como muchos, se vuelvan albertos tambien.
Actualmente estoy haciendo un curso de ingles para presentar el IELTS y pienso emigrar a Australia, aunque primero doy un paso por España, ahí quiero obtener las divisas para los gastos. No se si sea buena idea, que te parece a ti?? Tengo la ciudadanía.. lo que pasa es que no quiero depender de mi familia.
Saludos, soy un nuevo seguidor de tu blog. Mucha suerte!!