miércoles, noviembre 19, 2008

Saudades qui manquent

Del portugués brasilero aprendí la palabra “Saudade”; esta es “uma espécie de lembrança carinhosa, de um bem especial que está ausente acompanhado de um desejo de revê-lo ou possui-lo”; es como un recuerdo entrañable. Los luso-parlantes se regodean diciendo que no existe una palabra equivalente en otro idioma. No se traduce como nostalgia porque esta lleva adosada un dolor, un recuerdo que deprime y hace daño. La saudade no duele, es más bien una remembranza dulce, o tal vez agri-dulce: es como un recuerdo que pica, a veces arde, a veces causa placer y el disfrute prevalece; es como esa herida a medio cicatrizar que nos eriza al frotarla con las sábanas, y la rozamos de nuevo, no queremos que acabe, nos arde, nos punza, pero gusta.

Del francés parisino asimilé el verbo “Manquer”; la frase en francés “tu me manque” expresa un sentimiento poderosísimo. El cerebro demora en asimilar que una extremidad amputada ya no está allí, y el miembro imaginario puede llegar a picar, doler, sentir frío o calor; “tu me manque” es mucho más que “I miss you” o “me haces falta”; si alguien te manca es como si sintiera que estás allí con todos los sentidos, no hay recuerdo porque virtualmente no falta nada, hasta que un día ves y ya no está, y allí se extraña, pero en la cotidianeidad se vuelve a olvidar que no está, y se vuelve a mancar.

Pero la palabra que aún no he conseguido en ningún idioma es la necesaria para expresar saudade por aquello que deseamos poderosamente, pero que no ha ocurrido y que tal vez no ocurra. Con el pasar del tiempo los adultos nos hacemos más adultos, menos niños, menos imaginativos y soñadores, y tendemos a coleccionar muchas de estas “saudades que mancan”.

Hace muchos años, cuando soñaba más, escuche una canción del maestro Sabina que decía: “no hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió”. Obviando la carga negativa del vocablo “nostalgia”, eso se parece mucho a la palabra que busco.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Y no nos vas a contar que es lo que te tiene en estado de "saudade"?

Anónimo dijo...

La verdad es que andar metido en el recoveco de las emociones puede dejar a la gente tristes, alegres, con ganas, con mucha fortaleza, de acuerdo a como cada quien enfrente esos estados. Lo ideal seria pensar cosas que llene de optimismo, y que las percepciones que configuran esos esquemas mentales esten basados en hechos reales sin mucha distorsion, para que asi el proceso de pensamiento y evocacion de ideas se haga bajo la base de conceptos aunque no claros, pero si facilmente identificables. Si la experiencia vivida es algo gratificante nada mejor para la salud mental que evocarla con esa misma intensidad, cosa que al hacerlo con las experiencia negativas se traduce en efecto contrario, y es aqui donde debe entrar en juego esa especie de inteligencia emocional que nos ayude a canalizar nuestros estados animicos para mantenernos siempre en el equilibrio adecuado que nos permita enfrentar cualquier exigencia de la vida cotidiana.

tcalo dijo...

curiosidades linguisticas que me encantan, porque cada lengua te permite expresarte de una manera distinta, a mi en italiano decir "mi manchi" me gusta mucho más que decir "te extraño". Representa mucho mejor el sentimiento.
saudades no la conocía así que investigaré un poco más a ver si se vuelve una palabra más de mi vocabulario,
salut,
t.

Anónimo dijo...

Yo entiendo "saudade", como -la ausencia de la presencia-